Viuda Negra crianza 2011 y Cueva de Lobos crianza 2011, nota de cata.

Agradecemos una vez más a nuestros colaboradores de El Vino más Barato las notas de cata de Viuda Negra crianza 2011 y Cueva de Lobos crianza 2011 de Javier San Pedro Ortega.
Aunque, en honor a la verdad, no ha sido ningún sacrificio para nuestro amigo Darío, que ha disfrutado descubriéndolos y saboreándolos con los maridajes ricos y fáciles -cosa que agradecemos- que siempre propone. Los dos vinos geniales, todo un descubrimiento.

Viuda Negra crianza 2011 y Cueva de Lobos crianza 2011 dos Tempranillo, que, además de estar bien elaborados y ser asequibles, son una grata sorpresa. Dos vinos que representan las dos gamas elaboradas por la bodega: la gama Viuda Negra en que se trabaja recuperando viejos viñedos de la zona buscando la máxima calidad de cada parcela, y la gama Cueva de Lobos, con vinos divertidos, atrevidos y aromáticos.
Vinos nacidos en La Rioja, inspirados y que sorprenden, en los que quedan impresas las singularidades del terruño y la motivación de este proyecto joven y fresco de Javier San Pedro Ortega, que se desmarca de la manera más tradicional y encorsetada de entender la enología para lograr vinos que, además de excelentes, son desenfadados y disfrutables para los menos legos en la materia.
Algo está cambiando en la Rioja.

nota de cata viuda negra crianza 2011 cueva de lobos crianza 2011 bodegas javier san pedro ortegasep

Conoce a Javier San Pedro Ortega, su trabajo, sus vinos, su filosofía y su manera de entender la enología y la viticultura.
Ver entrevista.

Abadal: la identidad de una tierra.

abadal
Abadal es la identidad de una tierra,
un legado casi milenario,
la singularidad de un microclima,
la comunión entre tradición y nueva viticultura.
En Abadal trabajan para ofrecer vinos que expresen la singularidad de la tierra en la que nacen y el trabajo de la gente que la habita.
Así, nace un firme compromiso con la identidad de esta tierra y sus gentes en que se funden la tradición viticultora de más de ochocientos años de una dinastía que ha mantenido el apellido a lo largo de los siglos -Roqueta-, y la apertura a la nueva enología en toda su amplitud.
Emplazamiento
Bodegas Abadal se emplaza en la pequeña villa de Horta d’Avinyó, en el municipio de Avinyó, en la comarca del Bages, situada en la parte oriental de la cuenca del río Ebro, entre las Catalánides y el Pirineo.
La comarca, en la Cataluña central y cuya capital es Manresa, en la provincia de Barcelona y limítrofe con la de Lérida, es una de las más extensas de Cataluña y cuenta con una sólida historia viticultora desde los tiempos de los romanos.
abadal
La bodega, en unos terrenos próximos a la Masía Roqueta, casa nodriza del grupo familiar de bodegas -Roqueta Origen- y con una historia de más de nueve siglos ligada a la viticultura, ocupa el Mas Masia Oliveras, una finca enclavada en un bello paraje y rodeada de espesos bosques que se funden con las extensas viñas. Diseminadas por la propiedad y escondidas entre el follaje, viejas barracas de piedra, patrimonio cultural de la comarca, son testimonio mudo de la tradición de la viña en esta tierra.
abadal
Instalaciones
Para la elaboración de vinos, Abadal cuenta con la última tecnología vitivinícola.
La bodega tiene instalados un total de 30 depósitos de acero inoxidable con una capacidad total de 550.000 litros para la fermentación y 8 depósitos de bazuqueo para la vinificación de tintos.
La nave de crianza, con una superficie de 1.680 m², alberga 1.102 barricas de roble, con una capacidad total de casi 250.000 l., repartidas en un 70% de roble francés, un 24% de roble americano y un 6% de roble centroeuropeo.
Además del moderno equipamiento de la bodega, las instalaciones de Abadal, en medio de una exuberante naturaleza, cuentan también con equipamientos destinados al enoturismo así como con un rico patrimonio cultural e histórico.
abadal-depositos-inox
abadal
Viñedos
Abadal cuenta con 127 hectáreas plantadas, de las cuales 70 son propias y 50 controladas directamente por la bodega de las variedades foráneas Cabernet Franc, Cabernet Sauvignon, Sauvignon Blanc, Chardonnay, Merlot y Syrah, y las autóctonas Macabeo y Picapoll, esta última, plantada solo en la D.O. del Bages.
abadal
Conviviendo viña y bosque, los viñedos de Abadal crecen sobre terreno boscoso y rodeados de pinos, robles, encinas y plantas aromáticas.
abadal
Clima y suelos
A una altitud de entre 200 y 500 metros sobre el nivel del mar, los viñedos de Abadal, sobre suelos francos arcillo-calcáreos, se sitúan bajo el influjo de un microclima singular, marcado por los contrastes y la influencia de un clima continental Mediterráneo de media montaña, caracterizado por una escasa pluviometría y una gran oscilación térmica.
Vinos
Fruto de estas condiciones, que aportan intensidad a la fruta y excelente calidad en los vinos, nacen los vinos de Abadal. Tintos complejos e intensos, que, a pesar de su concentarción son elegantes y frescos, y singulares blancos de marcada identidad, todos ellos impregnados de las notas balsámicas de las plantas aromáticas -lavanda, tomillo, romero- que pueblan los bosques de pinos, robles y encinas que rodean las viñas.
Sus blancos elaborados en mayor o menor medida con la variedad autóctona Picapoll, única zona de España en la que se cultiva, son afrutados, de aroma fresco y espléndida textura y personalidad.
vinos-abadalProducción
La producción media anual Abadal es de 300.000 botellas.
La denominación y su historia
La tradición vinícola de la Denominación de Origen Pla del Bages, situada en la parte oriental de la cuenca del río Ebro, entre las Catalánides y el Pirineo, es tan antigua como la historia misma de la región.
Así, el cultivo de la vid en la denominación se remonta a la época del Imperio Romano con el asentamiento de los primeros pobladores, entre el año 27 a.C. y el siglo V d.C.
El manuscrito medieval “Miracula Sancti Benedicti” sugiere que Bacus, el dios pagano del vino, puede ser el origen del nombre de la comarca: de Bacus, Bacasis y de Bacasis, Bages.
Desde sus orígenes, el cultivo de la viña en el Bages ha sufrido altos y bajos según el contexto histórico-político del momento.
De esta forma, el fin del Imperio Romano relegó la viticultura prácticamente al autoconsumo y la conquista musulmana de la Península (711-1492) estuvo a punto de provocar el abandono total del cultivo de la vid.
Con la repoblación cristiana en la Edad Media, grandes plantaciones de viñedo fueron imulsadas, en la mayoría de los casos, por órdenes religiosas.
Durante los siglos posteriores y a pesar de hambrunas, pestes y guerras, la superficie de viñedo fue creciendo hasta llegar a ocupar entre un 72% y un 90% de la superficie del territorio en los siglos XVI y XVII.
A mediados del siglo XIX la viticultura vivió en Cataluña su época dorada gracias al hecho de que la filoxera había diezmado los cultivos en otras zonas. Sin embargo, ésta no tardaría en llegar a la región: en 1980 la filoxera llegó al Bages. No obstante, gracias a la habilidad de los viticultores que ya conocían el remedio contra la enfermedad, los viñedos sobrevivieron al replantar las cepas en pie americano. Dada la dedicación que precisaba esta técnica y con ella, el bajo rendimiento económico de las viñas, los jóvenes emigraron a las poblaciones industriales entonces en auge.
Así, sin un relevo generacional, la actividad agraria fue reduciéndose cada vez más, llegando el momento más crítico para la viticultura entre los años 1930 y 1940 cuando las viñas fueron arrancadas para ser reemplazadas por cultivos fáciles de mecanizar o simplemente abandonadas y el bosque las fue ocupando.
Pero la demanda de vinos de calidad, la mejora y modernización en las técnicas de cultivo y en la elaboración de vino a partir de los años 60 y la posterior aparición de los consejos reguladores y las denominaciones de origen, propiciaron que un colectivo de viticultores siguiera apostando por el cultivo de la vid culminando en la creación de la Denominación de Origen Pla del Bages en el año 1995, con siete bodegas adscritas inicialmente a la denominación.
Actualmente la denominación ampara la elaboración de 27 municipios y cuenta con aproximadamente 600 hectáreas dedicadas al cultivo de la vid, de las cuales el 80% es de variedades tintas y el 20%, de uva blanca.
Las variedades autorizadas son Macabeo, Parellada, Picapoll blanco, Chardonnay, Sauvignon blanco y Gewürztraminer para la elaboración de blancos, y Sumoll, Picapoll tinto, Mandó, Garnacha, Ull de Llebre, Merlot, Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc y Syrah para la elaboración de tintos.
La denominación, caracterizada por ser una zona cuyas condiciones respetan la tipicidad de cada una de las variedades, apuesta por la recuperación de las variedades autóctonas -Picapoll, Sumoll, Mandó – para ayudar a consolidar el particular perfil de sus vinos.
Los blancos producidos en la región, están marcados por la frescura, una fuerte presencia de frutas ácidas, los sutiles aromas a flores blancas y notas balsámicas. Suelen ser ligeros, marcados por un buen núcleo ácido.
En los tintos, igualmente marcados por las notas balsámicas de la vegetación que rodea los viñedos, tienen gran potencia, con buena estructura que, a pesar de su concentración, son vinos elegantes y frescos.
La denominación también ampara la elaboración de rosados.
Historia
En el año 1983, Valentí Roqueta Guillamet, miembro de una familia dedicada a la viticultura durante más de ocho siglos, funda las bodegas Abadal en unos terrenos cercanos a la finca familiar, el Mas Roqueta, vinculada durante desde 1199 a la viticultura, en la comarca del Bages, región de larga y sólida tradición en el cultivo de la vid desde el Imperio Romano.abadalValentí estudió enología en Francia y contaba ya con una sólida experiencia al haberse incorporado en 1982 a la dirección de las bodegas familiares, desde la que impulsó una etapa de crecimiento del grupo ampliando las exportaciones, presentando nuevos productos y adaptando el cultivo de los viñedos.
En el año 2000 empiezan a llegar los primeros premios y galardones internacionales para Abadal así como distintas certificaciones convirtiéndose en la primera empresa en España en obtener el certificado de seguridad alimentaria ISO 22000, así como el IFS (International Food Standard).
En el 2011 Abadal es nombrada mejor bodega del año por la Asociación catalana de sumillers.
Valentí Roqueta Guillamet se ha convertido en una pieza clave, tanto para el grupo de bodegas familiares, como para la evolución y consolidación del sector vitivinícola catalán y en especial, de la D.O. Pla del Bages, de la que actualmente es el presidente.La finca familiar Mas Roqueta ha sido a lo largo del tiempo un baluarte que, pese a guerras, hambrunas, epidemias y despoblación del campo, ha resistido continuando su labor viticultora.
Así, Abadal es fruto, como el resto de los “cellers” de la familia – La Fou, Crin Rioja, Ramon Roqueta, agrupados en Roqueta Origen -, de una larga dinastía que, conservando su apellido con el paso de los siglos, ha dedicado su vida a la viticultura movida por su amor al vino y a la tierra, y en la que ha pervivido el entusiasmo generación tras generación.roqueta-origen-abadal
Sus orígenes se remontan al año 1377 cuando Jaume Roqueta establece con la propiedad del mas una dinastía cuyo apellido pasará de generación en generación para sobrevivir hasta nuestros días.
Los inicios de la historia moderna de Roqueta Origen se sitúan en 1898 con Ramon Roqueta Torrentó, primer gran impulsador de la empresa vinícola de Manresa, inscrita en la D.O. Pla del Bages.
ramon-roqueta-abadal
A su muerte en 1938, su hijo Valentí Roqueta, con gran visión comercial y empresarial, toma el relevo en la dirección Roqueta Origen e incorpora una planta embotelladora en los equipamientos de la bodega iniciando así la comercialización de sus vinos etiqueta propia.
En 1968, el hijo de Valentí Roqueta, Ramon Roqueta, establece una sólida red comercial de distribución incorporando una amplia flota de vehículos propios. Es durante su gestión que Roqueta Origen empieza a darse a conocer en el exterior gracias a la labor de apertura a nuevos mercados que lleva a cabo.
roqueta-origen-abadal
roqueta-origen-abadalEn 1982 el hijo de Ramón Roqueta, Valentí Roqueta Guillamet, fundador de Abadal en 1983, se incorporó al negocio familiar.
Junto con su padre, ha llevado a cabo una importante tarea de difusión y apertura en el mundo del vino dirigida tanto a niños como adultos.
Valentí Roqueta fue una pieza clave para la creación de la D.O. Pla del Bages en 1995 y actualmente es su presidente.

Pazo de Señoráns, imprescindible de la D.O. Rías Baixas, culto a la Albariño.

Pazo de Señoráns
Pazo de Señoráns, convertida en icono de la D.O. Rías Baixas, es santuario de la Albariño que nace para concebir vinos honestos, de características propias de aroma y frescura.
Pazo de Señoráns busca reflejar en sus vinos las características de la zona y las peculiaridades de la Albariño, lo que les ha valido ser un imprescindible y una bodega de referencia en la D.O. Rías Baixas.
Para ello cuidan cada detalle y mimando al máximo el viñedo. Además, Pazo de Señoráns lleva a cabo un constante trabajo de mejora en el cultivo de la vid y la vendimia, a la vez que trabajan en distintos proyectos I+D+I.
Pazo Señoráns
Historia
A pesar de que la finca de Pazo de Señoráns data del siglo XIV, la historia de la bodega se inicia cuando, en 1979, el matrimonio formado por Marisol Bueno y Javier Mareque adquirió la finca del Pazo de Señoráns en la que se cultivaban kiwis y uvas de la variedad Albariño.
Como la casa tenía una amplia bodega, el matrimonio se animó a emprender la aventura de la elaboración de vino con sus propias uvas, la mayor parte Albariño. El planteamiento inicial era utilizar esa bodega para uso propio, aunque su apreciable tamaño les permitía producir también para satisfacer la demanda de otras bodegas, a las que vendía una cantidad de su producción.
Más tarde, Marisol, mujer tenaz y de gran determinación, empezó a mirar más allá, y aprovechó sus conocimientos en Biología para elaborar un blanco que poder vender en botella.
Así, con la vendimia de 1990 apareció el primer Pazo de Señoráns con una producción de 7.000 unidades, cifra que se amplió a 10.000 unidades unas añadas después.
El primer galardón, obtenido en el año 1994, fue el acicate que situó a la bodega en el panorama vinícola español convirtiéndola a su vez en un punto de referencia dentro de la D.O. Rías Baixas.
En la actualidad, dirigen la bodega con sus cuatro hijos Marisol, Vicky, Javier y Santiago.
Marisol siempre tuvo fe en su comarca y en la uva Albariño, lo que le llevó a ostentar durante 20 años el cargo de presidenta del Consejo Regulador de Rías Baixas.
Emplazamiento
Pazo de Señoráns, en la aldea de Vilanoviña, en la locadidad de Mies, está enclavado en el valle del Salnés, en la D.O. Rías Baixas, en la provincia de Pontevedra.
La bodega se emplaza en una típica casa señorial solariega de la zona -pazo- del siglo XIV situada en medio del campo.
Instalaciones
Pazo de Señoráns cuenta con unas modernas y prácticas instalaciones, enteramente de acero inoxidable, y con los equipamientos más funcionales e innovadores para la elaboración de vino.
A las instalaciones de la bodega se le suman además los magníficos equipamientos del pazo: bellísimos exteriores y cuidados salones que, con su estilo rústico, conservan todo el encanto y el señorío de los pazos de antaño.
Así, piedra y madera, la mano del hombre y la naturaleza, confluyen recreando la pura esencia de las antiguas casas de campo tradicionales gallegas, que fueran antiguamente residencia de importantes personalidades.
Pazo Señoráns
Viñedos
Pazo de Señoráns cuenta con 14 hectáreas de viñedo propio ubicadas en distintas localizaciones en un radio de 10km. De estas 14 hectáreas, 8,5 están plantadas con la variedad autóctona Albariño.
Los viñedos, cerca del mar, plantados en tierras bajas a una altitud media de 300m, se caracterizan por la utilización de la parra conformando bellos jardines que son un regalo para los sentidos.
Pazo de Señoráns trabaja además con 180 viticultores de la zona controlando el cultivo de 40 hectáreas para obtener igualmente la máxima calidad del fruto.
Pazo Señoráns
Clima
Próximos al mar, sobre tierras bajas asociadas a los tramos inferiores de los cursos fluviales que marcan la climatología de la zona, los viñedos de Pazo de Señoráns, se encuentran bajo el influjo de un clima de marcada influencia atlántica, con temperaturas suaves y precipitaciones elevadas y bien repartidas, con un descenso hídrico en los meses de verano.
Suelos
Los suelos, con gran capacidad de drenaje, pobres, áridos, arenosos y delgados de xabre, resultado de la descomposición de roca granítica, unidos a las particulares condiciones de climatológicas de la zona, otorgan un fruto con características propias de aroma y frescura.
Procesos
En sus viñedos, Pazo de Señoráns emplea las técnicas más vanguardistas, como la teledetección y sensorización, para la mejora constante en las técnicas de cultivo.
Ya a pie de viña se lleva a cabo una selección del fruto, que con la llegada de la vendimia, que se realiza siempre manualmente y con el máximo cuidado, se recoge en pequeñas cajas perforadas de plástico.
Una vez en la bodega, pesada la uva y medido su grado alcohólico por medio del refractómetro digital, se realiza la identificación de la misma para su trazabilidad durante todo el proceso.
Para la elaboración cuentan con depósitos de pequeña capacidad, prensas neumáticas, despalilladora sin carga axial de vendimia, bombas mono y de pistón, control de temperatura, filtro amicróbico, de diatomeas, etc.
La sala de envejecimiento cuenta con 25 barricas de roble francés y del Cáucaso.
Pazo Señoráns
Producción
Pazo de Señoráns produce una media de 325.000 botellas anuales de las cuales gran parte dedican a la exportación, lo que les ha permitido a la bodega proyectarse también en el mapa internacional.
Vinos
Los vinos de Pazo de Señoráns son vinos honestos concebidos para dar en boca lo que prometen en nariz y así expresar la máxima calidad en cada añada.
En definitiva, vinos que reflejan las características de la zona y las peculiaridades de la variedad Albariño.
Pazo de Señoráns, 100% Albariño.
En Pazo de Señoráns 100% Albariño cristaliza la filosofía de la bodega: elaborar blancos monovarietales con las características orgánolepticas de aroma y frescura propias de la Albariño.
Pazo de Señoráns Selección de Añada, 100% Albariño.
Pazo de Señoráns Selección de Añada, elaborado exclusivamente a partir de las mejores uvas de viñedo propio, es el resultado de años de trabajo de mejoras en las técnicas de cultivo y de el activo departamento I+D+I de la bodega. Pazo de Señoráns Selección de Añada es un blanco de referencia imprescindible para cualquir amante de los monovaritales Albariño.
Conoce los viñedos de Pazo de Señoráns aquí.

Valdesil, la profundidad de la Godello, la sutileza de la Mencía.

valdesil-1Valdesil.
La tradición de Valdeorras.
La autenticidad de sus suelos pizarrosos.
La recuperación de la Godello.
La sutileza de la Mencía.

Valdesil es la historia de una familia -Prada- que ha logrado la recuperación de una variedad noble autóctona devastada tras el paso de la filoxera, la Godello.
Es la variedad blanca con mayor potencial aromático de la península Ibérica, tiene una excelente relación alcohol-acidez y una capacidad de envejecimiento de más de 10 años.
Tras la venta de algunas de las parcelas a otros viticultores y su posterior recuperación por parte de la familia, han conseguido elaborar vinos que reflejan el origen y la variedad, elegantes, potentes y con una personalidad inconfundible.
El micro viñedo de Godello de apenas 1.500 m² y que fue el origen de todo, se ha convertido en centro de peregrinación mundial al representar un hito histórico en la viticultura mundial: no solo es el viñedo más antiguo del mundo de la variedad Godello, sino que además es el único de una variedad noble del que se conocen sus orígenes.

Emplazamiento
En un enclave natural incomparable, de gran riqueza florística y diversidad vegetal, además de un gran patrimonio faunístico con aves rapaces, murciélagos y mamíferos carnívoros, la bodega y los viñedos de Valdesil, situados en el Valle del Sil, se emplazan en la Galicia interior, al noroeste de la comarca heterogénea y de grandes contrastes de Valdeorras, en el municipio de Vilamartín de Valdeorras, en la provincia de Ourense e inscritos en la pequeña D.O. Valdeorras.
La mayor parte de sus viñedos se sitúan en las soleadas laderas de Córgomo y Portela, donde primero se empezó a cultivar la vid en Valdeorras y que alberga la mayor extensión de viñedos cultivados sobre suelos pizarrosos, al noroeste de la provincia de Ourense.

valdesil-3

D.O. Valdeorras
La Denominación de Origen Valdeorras nació en 1945, fruto de la voluntad de viticultores y elaboradores, con vocación de trabajar en la recuperación de variedades autóctonas como el Godello y Mencía, apostando por la calidad.
Ésta abarca la producción de 8 municipios ocupando gran parte de las cuencas de los ríos Sil, Xares y Bibei.

valdesil-4

Viñedos
Con una extensión de 25 hectáreas de Godello y Mencía, los viñedos de Valdesil están formados por un mosaico de pequeñas parcelas -pezas- de viña vieja situadas en las mejores localizaciones de Valdeorras.

valdesil-5

Clima y medio
Bojo el influjo de un clima extremo mediterráneo húmedo con tendencia continental, Valdeorras es una de las comarcas más secas y calurosas de Galicia.
En el valle del Sil, las temperaturas máximas veraniegas rondan los 38 ºC, mientras que los inviernos son de templados a fríos con una temperatura mínima de -4 ºC.
La pluviometría es baja, de entre 850 y 1000 mm, con un período seco y soleado de mayo a septiembre y la insolación alta, de 2.100-2.200 horas/año.
La elevada humedad propicia neblinas que cobijan el valle bajo, dándole un aire de misterio.
Gracias a ésta, el paisaje se mantiene verde durante todo el año con una extensa masa forestal de casi el 65%. La vegetación forestal está compuesta de encinas, alcornoques, avellanos, olivos, robles, castaños y pinos de repoblación, cumpliendo éstos últimos un importante papel de lucha contra la erosión.

valdesil-6
Tradición
Las primeras referencias sobre el cultivo de la vid en la zona datan entre el siglo I y II d.C.
Valdeorras fue tierra de paso y destino para las legiones romanas que plantaron las primeras cepas amparados por el especial microclima de la zona y la benevolencia de su agricultura.
Ello dio lugar a una tradición y cultura el cultivo de la vid y en la elaboración de vinos que se extendió a lo largo del Camino de Santiago, que a su vez favoreció el establecimiento de órdenes religiosas, hecho que dio más auge al sector.
La fertilidad de sus valles, la importante riqueza minera de sus montañas y su localización en una de las entradas naturales a Galicia, facilitaron su poblamiento.
Los romanos, al tiempo que extraían oro de estas tierras, desarrollaron una importante actividad vitivinícola en las pizarrosas laderas del Valle del Sil.
valdesil-8
Historia
La historia de Bodegas Valdesil se remonta a 1885 cuando, tras la devastación de los viñedos por la filoxera, un antepasado de la familia Prada, José Ramón Gayoso, viticultor de la zona convencido de la nobleza y potencial de la variedad autóctona Godello, en contra de la corriente de la época, empezó a plantarla sobre las altas laderas pizarrosas de las colinas del Valle del Sil, en un paraje conocido como Pedrouzos a 200 metros por encima del Sil.
Esa pequeña extensión se fue ampliando poco a poco con pequeñas parcelas, “pezas“, eligiendo las mejores localizaciones en los alrededores de Portela.
Con el paso de los años, muchas de estas parcelas fueron vendidas a otros viticultores.
valdesil
Hasta que, en el año 2001, la rama más joven de la familia animada por las posibilidades de la variedad y las particularidades de la comarca valdeorresa, decidió recuperar las pezas que generaciones atrás habían pertenecido a la familia, integrándolas nuevamente al patrimonio familiar. 
Gracias al trabajo de un visionario, que fue José Ramón Gayoso y a la labor de recuperación de la familia, se ha llevado a cabo una selección clonal y ha puesto en práctica técnicas poco habituales en la viticultura gallega como son las cubiertas vegetales.
Procesos
En Valdesil, con la máxima preocupación de mantener el concepto de añada, la vendimia se inicia a mediados de septiembre y se realiza de forma escalonada en función de los datos obtenidos de los constantes muestreos que se intensifican durante el mes de agosto.
Con la uva madura y los niveles de azúcar adecuados, ésta se lleva a cabo en pequeñas cajas de 15kg y tras una selección a pie de viña para garantizar la máxima calidad del fruto.
La proximidad de los viñedos a la bodega y la refrigeración del transporte permite evitar la oxidación del fruto, el deterioro de las bayas y garantiza a su vez su sanidad.
Una vez en la bodega, la uva pasa por la mesa de selección manual.
En Valdesil, la elaboración es el resultado del trabajo y la observación de años.
Contando con una tecnología de última generación la vinificación se lleva a cabo por parcelas y adaptando cada proceso para respetar la expresión de cada viñedo.

valdesil

Vinos
La combinación de un microclima único en Valdeorras, caracterizado por las oscilaciones de temperatura entre el día y la noche, la variedad de suelos y la altitud y latitud permiten una completa maduración de las uvas, aportando gran personalidad a la variedad dando lugar a vinos concentrados, voluminosos y de marcado carácter mineral.
Con una producción anual de 200.000 botellas, Valdesil trata de reflejar en sus vinos la importancia de los suelos de Valdeorras, con su característica pizarra, así como el resultado de un minucioso trabajo en viñedo que busca ofrecer vinos con profundidad y capacidad para emocionar.
Así, la variedad de sus suelos pizarrosos, graníticos, sedimentarios y sobre terrazas, son propicios para la elaboración de dos vinos monovarietales: el emblemático blanco Godello, de fino aroma afrutado, dorado pajizo y buena estructura en boca, y el tinto elaborado con Mencía, de intenso color púrpura y elegante aroma afrutado, ligero y sabroso, con buen equilibrio alcohol-acidez, apetitoso y de retrogusto intenso y prolongado.
Pezas da Portela, 100% Godello.
Pezas da Portela es un vino blanco delicado y complejo de gran sutileza.
Once pezas (fincas) recuperadas por la familia en el pueblo de Portela a partir de viñedos históricos.
La fermentación por separado en roble resalta la complejidad de las once pezas cediendo el protagonismo a la mineralidad de los suelos de Portela.
pezas da portela valdesil
Valdesil Godello sobre lías, 100% Godello.
Valdesil es potencia, personalidad y larga vida en botella.
Fruto de las selección de fincas en laderas pizarrosas cultivadas por la propiedad en Vilamartín de Valdeorras, es un vino con la estructura y profundidad idóneas para una elaboración con crianza sobre lías en depósito que prolonga su longevidad.
valdesil godello sobre lias
Montenovo, 100% Godello.
Montenovo es la frescura que nos acerca a los Godellos de Valdeorras.
Elaborado a partir de los viñedos más jóvenes de la propiedad y de uva comprada a viticultores locales.
Listo para disfrutar de una elaboración joven que resalta el carácter de la Godello.
valdesil montenovo godello
Valderroa Carballo, 100% Mencía.
Valderroa Carballo tiene la sutileza mineral de los tintos atlánticos.
A partir de una selección de viñedos viejos de Mencía en las laderas del Sil, vendimiados a mano, su breve crianza en barrica resalta la personalidad de las diversas parcelas cediendo el protagonismo a la variedad.
valdesil valderroa carballo
Valderroa Mencía, 100% Mencía
Valderroa Mencía tiene toda la originalidad de la Mencía de Valdeorras.
A partir de una selección de viñedos de Mencía vendimiados a mano, cultivados
en el valle del Sil, está listo para disfrutar de una
elaboración joven que resalta el carácter frutoso de la Mencía atlántica.
valdesil valderroa  mencia
separador-desvDisfruta de los viñedos de Valdesil con esta breve presentación de Guillermo Prada, responsable de Valdesil. Ver vídeo.